¡Por pensar en voz alta!

Os voy a contar lo que me pasó el otro día. Sonó la campana para volver del recreo en el insti, yo cogí a mi mejor amiga y corrí para ponernos en la fila detrás del chico que me gusta. Un amigo del chico que me gusta le dijo “Tío, estás sudando” y, de repente, salto yo “¡Sudor de hombre!”. Todo el mundo se me quedó mirando y se empezaron a reír. Yo me puse rojísima y salí corriendo. Desde entonces me da vergüenza pasar por su lado :S

 

Capricornio despistada