Pillada por estar despistada

El otro día en clase el profe estaba preguntando algo y no le oí bien, porque estaba hablando con una amiga.

El caso es que yo pensé que preguntaba quién quería salir voluntario a corregir los ejercicios y yo levanté la mano diciendo:

 

“Yo, yo, yo”. De pronto toda la clase se echó a reír a carcajadas y hasta al profe, que es muy serio se le escapó la risa. yo no sabía por qué, y luego me explicaron que el profe acababa de decir en broma:

“Me imagino que no habrá voluntarios para venir a clase el domingo” y ¡yo había levantado la mano!

¡Quedó claro que no estaba nada atenta, menos mal que no se lo tomó a mal!